Miedo y confianza en uno mismo

Entre otros aspectos  la confianza en uno mismo implica la capacidad de hacer cosas a pesar del miedo.

Uno no nace con confianza en sí mismo, sino que es algo que aprendemos cuando somos niños y que viene del afecto, el amor y los límites que nuestra familia nos ha dado. Pero, ¿esto  significa que si no hemos tenido esta experiencia de niños seremos incapaces de confiar en nosotros mismos? La respuesta es no: la confianza en uno mismo es también un trabajo que hemos de hacer cada día y por tanto  siempre se puede aprender o mejorar. La pregunta es ¿cómo?

Aunque suene extraño el miedo nos ayuda a conseguir nuestras metas y por tanto es muy importante para ganar confianza en uno mismo. Sé que tendré que justificar mucho esto que escribo porque hoy en día vivimos en una sociedad que cree que tener miedo es sinónimo de ser un débil y no tener recursos. Pues resulta  que el miedo nos da energía y ansiedad que sin son canalizadas nos ayudan a movernos con ímpetu hacia adelante. Es cierto que mucho miedo nos paraliza y por tanto nos impide salir de la zona de confort y realizar cambios.  Hemos de saber dialogar con nuestro miedo y distinguir si se trata de un miedo que nos protege de un grave peligro o de un miedo relacionado con una amenaza a nuestra autoestima o a nuestro autoconcepto. Y he de decir, que estos últimos son los miedos más frecuentes en nuestro día a día. Para que el miedo no nos paralice y nos ayude a conseguir metas existe un modo rápido aunque no apto para todos los públicos y se trata de hacer lo contrario a lo que nos dice el miedo. Si por ejemplo tienes miedo a las alturas súbete a un último piso, si tienes miedo a hablar en público da una charla para un grupo grande de personas… Otros caminos más largos, menos bruscos y también eficaces  para dialogar con tus miedos son:

  • Valora tus logros
  • Visualízate haciendo muy bien lo que no te atreves a hacer
  • Piensa, ¿qué es lo peor que me podría pasar?
  • Imagínate de anciano/a echando la vista hacia atrás y valorando de modo global tu vida, ¿le darías importancia a esto que ahora te da miedo?
  • Pregúntate cómo te gustaría que fuera tu vida y que estás haciendo en la actualidad para conseguirlo.

Dicho esto ha llegado mi momento de leer mi artículo, poner el punto y final y publicarlo imagen de miedo y confianza en uno mismo. ¿Habrá sido demasiado técnico, demasiado obvio, quizá aburrido? A pesar de mis dudas y mis miedos decido enviarlo para que lo publiquen. Y a pesar de mis dudas y mis miedos me siento genial después de hacerlo. No termino escribiendo que hay que vivir sin miedos sino de hacer las cosas a pesar del miedo, pues es ésta la mejor manera de ganar confianza en uno mismo.

Deja un comentario